ESPAÑA, RUGBY Y SUSHI

“Esto ha dejado de ser un equipo hace dos años, esto es una familia, aquí yo sólo veo hermanos y como hermanos en el campo se apoyan y cuando van jodidas, tiran por el otro.”

Jaime nava Olano, Capitán de la selección española de rugby. Arenga en el vestuario antes del partido contra Rusia el 7 de enero de 2016.

58
Jaime Nava arengando al equipo antes del partido contra Rumanía.

“Nos merecemos estar en un mundial, si queremos ir a Japón, cada minuto que tengamos las botas puestas tenemos que dar el 100%. Hoy es el primer partido de Japón.”

Jesús Recuerda, segunda línea de la selección. Arenga en el vestuario antes del partido contra Rusia el 7 de enero de 2016.

EL LARGO CAMINO AL MUNDIAL

Estas palabras, que vociferaban los jugadores más veteranos de la selección en el vestuario, tras haber visto desde casa el mundial de 2015, hacían presagiar lo que iban a ser los próximos dos años de la Copa Europea de Naciones. Una continua lucha por volver a estar en el mundial. Ahora, España, está a 80 minutos de volver a ese sueño que se ha hecho esperar nada menos que 20 años.

La primera (y única) presencia española en un mundial de rugby fue en el siglo pasado, en el mundial de 1999 de Reino Unido, Francia e Irlanda. Compartíamos grupo con Uruguay, Escocia y los todos poderosos Springboks de Sudáfrica. España disputó sus tres históricos partidos en Escocia. Perdimos todos, pero queda en el recuerdo que España fue ganando a los Springboks durante un cuarto del partido y dio buena imagen frente a Uruguay.

By-hA_OCYAA4-fq
El XV del León en el mundial de 1999.

Si los “Diablos Negros” (Bélgica) no lo remedian, en 2019 estaremos comiendo sushi en Japón mientras vemos jugar a España su primer mundial de rugby en el siglo XXI. Suena bien ¿verdad?

Pero el camino no ha sido fácil para llegar a donde estamos, es decir, a un pequeño paso de Japón. La selección española de rugby ha trabajado mucho para llegar hasta aquí. Perdimos el billete al mundial de Inglaterra, por méritos propios, aunque trabajo e ilusión no faltaron. Quedó esa espinita clavada.

El vernos en el Top 20 de selecciones mundiales (lo que suele significar que vas al Mundial) parecía hacernos merecedores de ese billete a la copa del mundo. Pero a la hora de la verdad, pinchábamos frente a los rivales habituales que competían por la misma plaza que nosotros para ir a un mundial: Georgia, Rumanía e incluso Rusia. La competencia en la llamada Copa Europea de Naciones, también conocido como “Seis Naciones B” era brutal. Ganarlo, imposible, especialmente con una Georgia intratable que ha ganado la gran mayoría de las ediciones de este torneo y que está aporreando las puertas del Seis Naciones para conseguir que se incluya un equipo más o se establezca un sistema de ascenso/descenso con el “Seis Naciones B”. Quedar segundo, una posibilidad, aunque complicada, especialmente teniendo en cuenta el sistema de competición bianual que premia la constancia. Con este panorama, solía ser Rumanía el principal beneficiado, ya que su equipo, más fuerte que el español, tenía jugadores que le daban un punto más de calidad que al XV del León. Un equipo con gran cantidad de jugadores que militaban en la TOP 14 francés, la mejor liga del mundo según algunos.

España podía aspirar, por tanto, entre el segundo y tercer puesto. El segundo daba acceso al mundial pero el tercero no y Rusia tenía mucho interés en conseguir ese puesto.

La pugna española en todos estos años ha sido, primero batir a los rusos, duros en casa y que presentaban batalla en las visitas a Madrid, y después tratar de “dar un susto” a los rumanos.

las-memeces-que-dividen-al-rugby-en-espana

Los años 2016 y 2017 dejaron buenas sensaciones en estos partidos, incluso con buenas actuaciones frente a la intratable Georgia. Pero llegaban los “test match” de otoño en los que generalmente nos medíamos a equipos mundialistas (Uruguay y Canadá, entre otros) y no se daba la talla. Entraban las dudas ¿Estaba España verdaderamente preparada para ir a un mundial? Debería demostrarlo en el “Seis Naciones B”.

Afortunadamente, gracias a la buena actuación de los georgianos en el mundial de 2015 en el que quedaron terceros de su grupo, quedaban clasificados automáticamente para el mundial de Japón, algo que liberaba presión del grupo del “Seis Naciones B” ya que ahora el segundo clasificado sería quien iría a Japón y el tercero disputaría la repesca.

Esa repesca asustaba ya que, en caso de disputarla, se jugaría un play off contra Portugal, a la cual previsiblemente se ganaría, pero luego tocaría jugar una final a doble partido frente a la correosa Samoa, un partido difícil de ganar y menos a doble partido. En cualquier caso, de ocurrir esta indeseable situación, España aún tendría una “última bala” y jugaría un cuadrangular contra Canadá, Hong Kong y una selección africana (Zimbabwe o Kenia). Por eso mismo, para preparar esa posible repesca, en otoño de 2016 se organizó un “test match” contra Tonga en Madrid y por primera vez se pudo presenciar una “haka” en El Central de la Complutense, algo histórico. El partido lo perdimos, algo que arrojó ciertas dudas sobre la capacidad de España para ir al Mundial, pero de nuevo las sensaciones fueron buenas.

Rugby_World_Cup_2019_Qualification_diagram
El complejo sistema de clasificación al mundial de Japón 2019.

Hechos los deberes en el “Seis Naciones B” de 2017, España encaraba la competición de 2018 con la vista puesta en dos partidos clave: Rusia primero, allí, y Rumanía después, en Madrid.

España sacó la artillería en ambos encuentros y el seleccionador Santiago Santos convocó a lo mejor de cada casa para defender el XV del León.

La visita a Rusia fue de todo menos fácil. Un entorno hostil, un clima duro, una grada ruidosa y un XV del Oso que no iba a regalar nada, fueron los ingredientes de un partido único que debía ganar España si o si para seguir en su camino al mundial.

Resultado final 13-20 en un partido muy sufrido para España.

i

La siguiente cita estaba marcada en rojo en el calendario. Era el 18 de febrero a las 12:45 en Madrid, donde recibíamos a los rumanos, jugándoselo todo, igual que nosotros. Los rumanos siempre han sido muy competitivos y siempre han sido superiores que los rusos en todas las facetas del juego. El partido iba a ser incluso más duro que el que se vio contra Rusia.

El hastag #TodosAlCentral y luego la famosa canción de “Feo, Fuerte y Formal” de Loquillo que se convirtió en el himno de la grada del rugby español, fueron los ingredientes fundamentales que hicieron que El Central estuviera repleto en los siguientes partidos.

28161519_2082367981781348_2691884130355466837_o

Domingo 18 de febrero, día soleado en Madrid, con una temperatura inusualmente buena para esa época del año. El Central de la Complutense hasta la bandera. El histórico estadio que no se puede reformar por ser Bien de Interés Cultural, apenas podía dar cabida a las 16.000 personas que abarrotaban las gradas. Se anticipaba un partido duro, especialmente en defensa ya que los rumanos basan siempre gran parte de su juego en el peso de su delantera. Se cumplieron los pronósticos y España hubo de demostrar toda la garra del León. En cada placaje contra un rumano había tres españoles. Arremetida tras arremetida Rumanía no conseguía ganar metros, ni en delantera ni en la línea donde tenían a dos oceánicos de grueso calibre.

La clave del partido fue la defensa, pero especialmente el haber anotado ensayos en los primeros minutos del partido, algo que quitó presión a España para poder centrarse en la defensa.

España ganó el partido finalmente por 22-10.

14875920079995
Intensa defensa de España frente a Rumanía.

Se había logrado el objetivo: batir a sus dos rivales directos por la clasificación directa al mundial. Ahora España dependía exclusivamente de sí misma en los dos partidos que restaban frente a Alemania y Bélgica.

15207705273988

El domingo 11 de marzo, de nuevo en El Central, España recibía a una Alemania venida a menos respecto al año pasado. Ante la asistencia de 16.000 personas a pesar de que el tiempo no acompañaba y con la presencia del Rey Felipe VI y otras autoridades en el palco, España le endosó a los germanos un 84-10 que venía a confirmar la buena racha.

Al mismo tiempo, Rusia sorpresivamente hacía un favor a España, ya que en su partido frente a Rumanía ésta no consiguió el bonus ofensivo, algo que relajaba a España al no verse obligada a sumar bonus contra Alemania ni Bélgica.

portada-de-marca-de-este-lunes
El impacto del rugby en la prensa: portada de Marca.

La siguiente y última parada del épico camino de España al mundial de Japón 2019 es Bruselas, donde los Diablos Negros reciben a España, obligada a ganar. Es una final a vida o muerte. Bélgica no va a regalar nada y menos ante su gente.

 

El camino de España para volver a un mundial después del primero y último que disputó en 1999, puede llegar a un final feliz este mismo domingo en Bruselas. España puede hacer historia de nuevo y volver a la élite del rugby mundial y quién sabe si será para quedarse.

+¿POR QUÉ ES IMPORTANTE JUGAR UN MUNDIAL DE RUGBY MÁS ALLÁ DE LO DEPORTIVO?

La importancia de disputar el mundial de Japón no es solo por tratarse de un hecho histórico, sino porque como ha dicho Santi Santos, “te da visibilidad de cara a los aficionados, los patrocinadores y los medios de comunicación”, algo a tener muy en cuenta especialmente en el momento de intenso crecimiento que vive el rugby en España a nivel amateur. El interés que está demostrando la Federación Internacional/ World Rugby por el rugby español es muy alto, especialmente en lo que va de año. Si el año pasado el rugby alemán era el ojito derecho de World Rugby, sabedor del potencial demográfico de Alemania y a la expansión del rugby en la primera potencia de Europa, este año, los buenos resultados españoles han atraído el foco de WR. Quién sabe, si finalmente nos clasificamos, el apoyo de World Rugby no será solo en los medios, sino en forma de apoyo económico, algo muy a tener en cuenta que previsiblemente también vendría del algo del Consejo Superior de Deportes y el Gobierno de España. Por no hablar de la repercusión del rugby en los telediarios nacionales y locales, donde cada vez aparece más. Otro hito: la portada del Marca del lunes 12 de febrero dedicada al rugby a toda página. Muchos la hemos enmarcado ya.

PARA SABER MÁS:

Nuestro artículo: Historia del rugby (IV): El mundial al que fue España.

https://wordpress.com/post/rugbyrectorunizar.wordpress.com/281

1- ESPAÑA – URUGUAY (MUNDIAL DE 1999)

 

2- ARENGAS DE JAIME NAVA:

 

Anuncios