Test match de noviembre. Comienzan los amistosos del Rector!!!!!!!!!

Ante todo, lo primero que nos toca hacer es pedir disculpas por tener esto tan abandonado. Diversos compromisos no nos dejan seguir con el blog, tanto como quisiéramos. Sin embargo, eso significa que volvemos con más fuerza, para empezar a hablar de la nueva temporada del Rector.

Tradicionalmente, los amistosos que se venían realizando, eran en diciembre. Tras los amistosos internacionales. Quizá este año, el hecho de que haya habido mundial, por un lado, y que los equipos del rector cada vez son más serios, haya cada vez más gente en las facultades que quiere jugar a rugby, que se han adelantado a este mes.

12184202_878038305582978_2250836069294886979_o

En ocasiones, apuntan a quién va a ser uno de los rivales a batir. Desde hace años, en la competición masculina, el Armas Rugby, Veterinaria, y Derecho, han estado en la fase final. Económicas, e Ingenieros, alternándose. Sin embargo, también hay equipos que pintan muy bien en estos amistosos, y luego a lo largo de la competición se desinflan.

En la competición femenina, da gusto ver como hay facultades como Ciencias de la Salud, que sin existir equipo masculino, ellas mismas deciden competir. Muchas veces, se puede ver a equipos femeninos, más comprometidos que a algún que otro masculino. Eso, hará elevar el nivel poco a poco, y además, decir que son las chicas las que abanderan el número de crecimiento de fichas en España.

12052433_878137845573024_6218087988055129346_o

Por otra parte están los defectos de esta competición, unos naturales y otros, por mala organización desde la Universidad.

El natural, es el relevo generacional que sufren los equipos cuando los de últimos cursos se van licenciando, si bien, esto no debe ser excusa, y debe hacer que los equipos sean previsores, y los veteranos pongan de su parte para atraer a jóvenes de primeros cursos a los que enseñarles, para que el rugby perdure en su facultad, tras su marcha.

El que afecta a la organización de la universidad, ya se ha hablado anteriormente, pero no se actúa conjuntamente, y por lo tanto, no hay cambios. Es ridículo que en un deporte de contacto como en el rugby, y que sumado a los compromisos estudiantiles, crea dificultades, no se aumente el número de jugadores que se puedan inscribir. No van a estar 22 jugadores siempre (que esa es otra, por qué 22, si desde hace unos años, las normas permiten que se convoquen a 23). Y esto, afecta más de lo que nos pensamos ahora. Hace unos años, llegabas justo para crear el equipo. Hoy, hay facultades que tienen que decir “no” a gente que quiere jugar. Esa gente, se desanima, y pierde el contacto con el mundo oval. Además, al no existir un seguro privado, la Universidad no tiene que desembolsar más dinero. Y eso tampoco quiere decir tener a 40 tíos en el banquillo. Lo ideal sería poder inscribir cuántos jugadores se deseen, y luego, convocar sólo a 23 (y por tanto, tampoco se gasta más en camisetas).

En cuanto a las melees, se ha planteado alguna vez realizarlas, si acaso en la fase final. Mi opinión es que de momento, no conviene, si bien, puede hacerse algo parecido a la regla del pacto de entre 13 ó 15 jugadores. Esta regla dice que el rector se juega a 13, y que si los dos equipos quieren, se juega a 15. Con la melee, podría pasar algo parecido. Si bien, reitero,hace falta saber entrar en melee, para poder disputarlas.

Otra cosa que la Universidad podría hacer para favorecer al rugby del rector, es dejar un número, muy limitado de entrenos, para los equipos. Por ejemplo, dos entrenamientos en el campo, por equipo. De esa forma, tan sencilla, se podría aumentar el nivel, ya que la colocación, que tan importante es en rugby, no se puede entrenar en los parques, con espacios reducidos y en ocasiones peligrosos (por ejemplo aspersores) y la policía avisando cada dos por tres, que va a empezar a multar a quien vea practicar rugby.

Al menos, no todo es malo, y también hay que reconocer, que en ocasiones dejan el campo para celebrar torneos que tenga su motivo en celebrar algún patrón de facultades o en otros de causas benéficas.

Ojalá se consiga aumentar, el número de jugadores y jugadoras que integran los equipos, el nivel, y esos jugadores, den el paso siguiente a la liga regional, en los diferentes equipos de Aragón.

 

Anuncios